Internacionales

Primer refugio pesquero de México: pescadores se convirtieron en guardianes

single-image

Una decena de pequeñas comunidades de Baja California Sur se unió para combatir la sobrepesca y creó en 2012 las primeras zonas de refugio de México. Ahora la cantidad de peces ha aumentado un 30% allí, de acuerdo con información de El País.

Para llegar a la recóndita isla de El Pardito hay que recorrer por varias horas una sinuosa carretera que bordea la costa del golfo de California y aguantar los golpes de la lancha motora contra el mar durante otra hora. En el camino se erigen rojizos acantilados cubiertos por cactáceas. Sobre islotes rocosos descansan lobos marinos. Arrecifes de coral atraen bajo el agua pargos amarillos y cabrillas sardineras. En esta gran bahía que Jacques Cousteau bautizó como “el acuario del mundo”, la apisonadora huella del hombre parece haberse quedado sin gasolina.

La lancha desacelera para atracar en una isla de poco más de una hectárea en la que viven cinco familias de pescadores. Al atardecer, tres de ellos regresan de faenar con la barca cargada de cochito, que limpian sobre una mesa de madera frente al mar. De fondo solamente se escucha el incesante rumor de las olas, los graznidos de las gaviotas. Algún día habitaron aquí medio centenar de personas, pero años de pesca desmedida fueron diezmando la captura hasta forzar a muchos a migrar a tierra firme.

Clemente Cota – flaco, fibroso, piel curtida por el sol – divide su tiempo entre la capital del estado de Baja California Sur, La Paz, y El Pardito. Cada vez son más prolongadas sus estancias en la isla, porque en los últimos años la pesca ha ido mejorando poco a poco. Él y el resto de los habitantes de El Pardito se sumaron en 2010 a una decena de poblaciones de la zona para hacer algo frente a la drástica disminución de peces en sus aguas.

Clemente Cota, pesando y guardando la captura del día.
Clemente Cota, pesando y guardando la captura del día. TERESA DE MIGUEL

Dejar de pescar para poder seguir pescando

Asesorados por la organización ambientalista Niparajá, las comunidades del corredor de 150 kilómetros que se extiende desde San Cosme hasta Punta Coyote iniciaron un proceso de consultas y decidieron crear una red de zonas de refugio pesquero, las primeras del país. El acuerdo fue dejar de pescar en hábitats de especial importancia para la reproducción de las especies, como bosques de mangle o arrecifes rocosos.

Los primeros refugios de México.
Los primeros refugios de México. JONÁS CORTÉS

Con una rudimentaria balanza, Clemente Cota pesa una caja llena de cochito que marca 40 kilos, un buen número para la temporada. “Se ha visto un poquito más de pescado. Cochito, pargo, huachinango, es lo que más se saca”.

Si en el anzuelo parece que las zonas de refugio están funcionando, sobre el papel los resultados lo confirman: desde que se establecieron en 2012, tanto el número como el tamaño de los peces que se encuentran en ellas ha aumentado un 30%, según los datos de Niparajá.

“Eso para mí de cierta manera es obvio: si dejas de pescar en una zona va a haber más pescado porque nadie lo va a sacar. Pero lo más interesante es que las áreas aledañas a las zonas de refugio también van en aumento”, explica Amy Hudson, coordinadora del programa de pesca sustentable de la organización. En 2011, las comunidades del corredor capturaron 200 toneladas de pescado. En 2018 la cifra se duplicó hasta las 400.

Pescadores convertidos en biólogos

Hudson, una estadounidense que lleva más de una década en México, se acomoda el tanque de oxígeno en la espalda. Ya se ha enfundado el traje de neopreno y revisa que trae consigo las hojas de papel y lapiceros resistentes al agua con los que apuntará, a 25 metros de profundidad, el tipo y número de especies que se vaya encontrando.

Pescadores capacitados como buzos salen a elaborar censos submarinos.
Pescadores capacitados como buzos salen a elaborar censos submarinos. TERESA DE MIGUEL

Va acompañada por once pescadores de las comunidades con los que lleva diez días a bordo de un barco realizando estudios submarinos de cada una de las 12 zonas de refugio de la red. Los pobladores han sido capacitados para poder seguir las metodologías científicas aprobadas por las autoridades. “¡Chuy! ¿Listo? ¡Arre!”. El equipo se sube a una lancha zodiac y desaparece en el mar mientras los primeros rayos de luz iluminan a lo lejos las islas de San José y El Pardito.

“A veces se cree que los biólogos son los que tienen que hacer los estudios y luego se los tienen que ir a explicar a los pescadores, cuando en realidad ellos son biólogos por naturaleza”, dice Hudson. Está convencida de que una parte integral del éxito de los refugios es que la comunidad estuvo involucrada desde el principio en el diseño del proyecto y en la evaluación de su progreso.

Gabriel León es pescador desde los 13 años. En 2012 fue uno de los pobladores que se certificó como buzo monitor y desde entonces participa cada año en los censos marinos. “A mí me interesó como pescador ser yo esa persona que monitoreara los refugios para estar enterado de cómo estaban”, cuenta. Cuando termine el viaje, León regresará a su comunidad y le contará a su familia y amigos, todos pescadores, lo que ha visto estos días.

La experiencia en este corredor sirvió como base para que la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (CONAPESCA) crease en 2014 una norma oficial que establece cómo crear refugios y animó a otras comunidades pesqueras del país a crearlos en sus costas: hoy en día existen 43 zonas de refugio en cinco estados de México que protegen más de 130 especies marinas.

Pescadores capacitados como buzos durante los monitoreos submarinos.
Pescadores capacitados como buzos durante los monitoreos submarinos. TERESA DE MIGUEL

El reto: la vigilancia

Pero, para que funcionen, los refugios tienen que ser respetados. “Los pescadores se quejan de que, por mucho que ellos cuiden sus zonas, hay gente que viene de fuera y se mete”, lamenta Hudson. La vigilancia en un área tan remota y extensa es compleja y los recursos públicos son insuficientes. Además, las políticas de austeridad del Gobierno de Andrés Manuel López Obrador han reducido aún más la capacidad de inspección de las autoridades.

Según la bióloga, el número de inspectores de CONAPESCA que podía atender denuncias de embarcaciones ilegales cayó de 11 a 3 en el último año para todo el Estado de Baja California Sur. Además, en 2019 la institución dejó de apoyar económicamente a las cooperativas de pescadores para sus labores de vigilancia.

El director general de ordenamiento pesquero de CONAPESCA, César Julio Saucedo, reconoció en entrevista con EL PAÍS que el presupuesto de este año “no fue suficiente” para cumplir con las tareas de vigilancia, pero dijo que confía en que las cosas sean diferentes en 2020. Mientras tanto, los pescadores del corredor siguen protegiendo con sus propios recursos este ecosistema único en el mundo del que dependen.

La noche cae sobre El Pardito, tiñendo de morado sus construcciones con techos de palma. Un grupo de gaviotas se pelea por los restos de pescado que quedaron en la arena mientras Clemente Cota pica con un punzón una barra de hielo y guarda la captura en una nevera a la orilla del mar. Mañana volverá a salir a faenar antes de que amanezca, esperando encontrar de nuevo un poquito más de pescado.

Un barco camaronero faena frente a la isla de San José.

También te puede interesar

Chubut Flota Amarilla Pesca

El sector pesquero advierte sobre el impacto negativo de la Ley de Pesca que se busca aprobar en Legislatura

single-image

Integrantes de todas las Cámaras pesqueras de la provincia, sindicatos y actores del sector manifestaron estar en desacuerdo con el proyecto con el que se busca modificar la ley de pesca que espera tratamiento por parte de los legisladores provinciales y advierten sobre el impacto negativo de su aprobación.

En un encuentro del que participaron Damian Santos y Luis Perez de CAPIP (Cámara Argentina Patagónica de Industrias Pesqueras); Gonzalo Vega de Artesanales; Gustavo Gonzalez, Raul Matias Cereseto, Sergio Pantano y Giuliano Vestuti por la CAFACH, (Cámara de la Flota Amarilla de Chubut); Cesar Zapata del gremio del SOMU; Jorge Maldonado y German Velasco por el gremio SICONARA y Alejandro Buccolinio en representación del Sindicato de Patrones, manifestaron su rechazo al proyecto.

Al respecto, manifestaron que el proyecto que buscan aprobar los legisladores de Chubut traerá un impacto negativo para el sector…

Ver más artículos
Chubut

Provincia y cámaras pesqueras gestionarán en Nación sostener el procesamiento del langostino en Chubut

single-image

El gobernador Mariano Arcioni adelantó que junto a las cámaras pesqueras de la provincia, gestionarán el sostenimiento de los puestos de empleo puestos en riesgo con la última resolución del Consejo Federal Pesquero. El ente nacional avaló que alrededor del 30% del langostino que se caputra en aguas nacionales frente a Chubut, pueda ser llevado a Mar del Plata para su procesamiento.

A raíz de aquella resolución del Consejo Federal Pesquero, el Gobernador convocó la semana pasada a una reunión a los representantes del sector en Chubut. «Es un tema en el que vamos a trabajar juntos con las cámaras y vamos a estar en Buenos Aires pidiendo reuniones para encontrar un equilibrio como lo teníamos antes», dijo ayer Arcioni luego de un acto en Paso de Indios.

Lamentó que «las Cámaras de Mar del Plata quisieron decir algo que es…


Ver más artículos
Chubut Pesca Puerto Rawson

Exequiel Villagra: “El Puerto de Rawson debe tener su propia administración portuaria”

single-image

Entrevistamos al Precandidato a Gobernador Exequiel Villagra, integrante del Instituto de Gestión Patagónica, el cual se refirió a la crisis portuaria que se desató tras el polémico fallo del Consejo Federal Pesquero. “El fallo del Consejo Federal carece justamente de federalismo. Con una mirada sesgada de la situación y sin consulta previa, quieren establecer nuevas normas de procesamiento del langostino. Eso afecta directamente la mano de obra chubutense”, sostuvo Villagra.

Consultado sobre la crisis Villagra señalo que: “Hoy el fallo nos pone en alerta, pero no se puede reducir la difícil situación que atraviesa el sector solo a eso. Hay una problemática más amplia, para dar un ejemplo faltan controles en la exportación de langostino en bloque, que son vendidos para ser procesados en algún otro país. Las empresas deben dar al producto un mayor valor agregado y eso generaría mayor mano de obra”.

Puerto Madryn

Importante operativo en el muelle Storni para liberar un buque

single-image

En las primeras horas de la tarde de este viernes el buque pesquero Huafeng 815 protagonizó una situación alarmante en el Muelle Almirante Storni.

El barco pesquero fresquero, tomó amarras en la madrugada de hoy, con la intención de abastecerse de combustible y continuar hacia zona de pesca. A raíz del viento reinante en ese momento decide permanecer en muelle.

Es en esas condiciones y por motivos que determinará la investigación que llevará adelante la Prefectura Naval Argentina, una de las aletas antirolido del buque queda trabada entre las defensas del Sitio 4 del Muelle Almirante Storni.

Al tomar conocimiento de la situación, la guardia y el auxiliar de operaciones del MAS activaron los protocolos de seguridad correspondientes. Inmediatamente se hicieron presentes en el lugar personal de Prefectura Naval Argentina de la dependencia de Salvamento, Incendio y Protección…

Ver más artículos
Puerto Comodoro Rivadavia

La administración del Puerto de Comodoro llama a licitación pública nacional para la concesión del astillero

single-image

La Administración Portuaria del Puerto de Comodoro Rivadavia inició oficialmente el proceso para la concesión del predio del Astillero con el llamado a Licitación Pública Nacional. El objetivo es que el ganador del permiso desarrolle y explote todas las actividades del Astillero que incluyen obras de conservación, reparación, reemplazo y puesta en funcionamiento de toda su infraestructura y superestructura. El predio tiene una superficie de más de 21 mil metros cuadrados terrestres y casi 8 mil metros cuadrados acuáticos.

La concesión es por 20 años con la posibilidad de prórroga por 10 años más. Los plazos estipulados fueron pensados para que el ganador del pliego amortice las inversiones necesarias para poner en funcionamiento pleno toda la estructura. El Administrador Portuario, Dr. Favio Cambareri, explicó que a los oferentes “se les pide un plan de obras mínimo: poner en funcionamiento las instalaciones existentes, principalmente el…

Ver más artículos