Internacionales

El aumento de las temperaturas desplazará a especies marinas a zonas más profundas

single-image

Para vivir a la misma temperatura que actualmente, las especies marinas podrían tener que migrar hacia zonas más profundas o incluso hacia los polos, debido a la crisis climática, según avanza un estudio firmado por científicos del CSIC

La temperatura del agua está subiendo a nivel mundial debido al cambio climático y esto puede tener consecuencias imprevistas en los ecosistemas marinos. Según un reciente estudio, algunas especies podrían migrar hacia zonas más profundas para poder vivir a las mismas temperaturas que actualmente. De media, animales y vegetales marinos se sumergerían hacia el fondo 18,7 metros en un escenario de emisiones moderadas y 32,3 metros en uno de altas.

Estas son algunas de las principales conclusiones de un estudio publicado en la revista Nature Ecology & Evolution, en un artículo que firman científicos del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) de España, del Instituto Español de Oceanografía (IEO) y de la Universidad KAUST (Arabia Saudí).

La investigación calcula que, además de la migración vertical, las especies podrían desplazarse también de manera horizontal a través de los océanos globales hasta el año 2100 para vivir a la misma temperatura que actualmente. Es decir, “los organismos marinos podrían no solo migrar a mayores profundidades en busca de ambientes más fríos, sino que también podrían desplazarse hacia los polos“. Todo en respuesta al cambio climático.

“Encontramos variaciones considerables a lo largo del planeta pero, en promedio, las especies deberían migrar hacia el fondo 18,7 metros bajo un escenario de emisiones moderadas y 32,3 bajo uno de altas emisiones“, ha resumido Gabriel Jordà, primer autor del trabajo e investigador del IEO.

Luz y temperaturas

No obstante, la temperatura no es el único determinante del hábitat de los organismos marinos, detalla el CSIC, el mayor centro de investigación público español, en una nota de prensa.

La clave está también en la luz. Núria Marbà, del Instituto Mediterráneo de Estudios Avanzados (una entidad coordinada entre el CSIC y la Universitat de les Illes Balears), explica que a las aguas más profundas no llega suficiente luz para algunas especies y la presencia del fondo establece una frontera última en algunos lugares.

algas kelp

Algas Kelp en Sudáfrica.

Teniendo esto en cuenta, en este estudio se muestra que tanto el fitoplancton como las especies poco profundas que habitan en el fondo – y que necesitan luz para vivir-, como los corales, kelps (un tipo de alga) y las praderas marinas, “experimentarán una compresión vertical de su hábitat a medida que aumenten las temperaturas“, añade Marbà.

Para Carlos Duarte, de la Universidad de KAUST, esta investigación señala que es probable que las distintas especies marinas opten por una solución combinada entre la adaptación térmica, la migración horizontal y la vertical. El que las diferentes especies se decanten más por una solución u otra dependerá del tipo y la ubicación.

Aunque aún es pronto para saber exactamente cómo se desplazarán según suban las temperaturas los bancos de peces o los diferentes tipos de algas, estas migraciones podrían tener importantes consecuencias en actividades humanas como la pesca.

Consejo Federal Pesquero INIDEP Langostino

Se mantienen las buenas capturas en la temporada de langostino

single-image

La temporada de langostino en aguas nacionales dentro de la veda de merluza se presenta este año con mejores rendimientos y ritmo de capturas que el año pasado. Se llevan descargadas en todo el año 105 mil toneladas, de las cuales unas 60 mil se capturaron entre fines de mayo y mediados de julio, mientras que el año pasado en ese lapso se habían capturado unas 45 mil toneladas.

La gran mayoría de la flota se encuentra concentrada entre las subáreas 7 y 12, en el extremo sur de la primera y el extremo norte de la segunda, con buenos rendimientos similares a los informados en los últimos reportes del INIDEP, pero sin presencia de grandes concentraciones que alcanzaron en algunas subáreas 6 mil toneladas diarias.

Los rendimientos son bastante más modestos, pero aun así siguen siendo buenos. Según reportan desde…

Ver más artículos